La regulación española del autoconsumo, es la peor

Energía, Paisaje, Desierto, MontañasLo dice la décima edición del Observatorio de la Paridad de Red Fotovoltaica (PV Grid Parity Monitor), informe internacional que firma la consultora Creara y que cuenta con el patrocinio de BayWa y la colaboración de Copper Alliance. Según el PV Grid Parity Monitor de junio, la paridad de red fotovoltaica (momento en el que el coste de generar electricidad fotovoltaica -FV- es igual al coste de la electricidad de la red, asumiendo que el 100% de la electricidad FV se autoconsume instantáneamente) es “una realidad en el segmento comercial en Francia, Alemania, Italia y España”. Eso sí: el informe estudia siete ciudades de siete países, y el marco normativo peor parado -el que menos promueve el autoconsumo- es, con diferencia, el español.

El observatorio de la paridad de red (GPM, por sus siglas en inglés) analiza la competitividad de la tecnología fotovoltaica (FV) con respecto al precio de la electricidad de la red para consumidores comerciales y evalúa “la regulación del autoconsumo en una ciudad relativamente soleada en siete países distintos: Brasil, Chile, Francia, Alemania, Italia, México y España“. Pues bien, según se desprende del estudio, en el primer semestre de 2016, el coste de la generación FV (expresado por medio del LCOE, el coste nivelado de la energía eléctrica) en el segmento comercial disminuyó en todas las ciudades analizadas (comparado con la situación en 2012). El estudio destaca ciertas tendencias más recientes (2015-2016). Dos, concretamente. Una: los precios EPC (engineering, procurement and construction, llave en mano) en países con mercados FV maduros, como Alemania, Italia o España, han permanecido prácticamente constantes. Y dos: en los países latinoamericanos, la depreciación de la moneda local frente al dólar estadounidense ha producido un repunte en los costes de instalación FV.

América
En Brasil, a pesar de la subida de los precios minoristas de electricidad durante el último año y medio, y de una buena regulación del autoconsumo, los elevados costes de instalación aún mantienen alejada a la paridad de red para la energía fotovoltaica. Chile, por su parte, ha mejorado su paridad de red a pesar de la ligera reducción en los precios minoristas de electricidad como consecuencia de una drástica reducción en los precios de las instalaciones FV que ha experimentado el país. No obstante, la depreciación del peso chileno frente al dólar americano, ha influenciado parcialmente en el impacto de los resultados finales. La reciente reducción de los precios minoristas de electricidad y la fuerza del dólar en el último año y medio ha empeorado la situación de la paridad de red en México. Sin embargo, los cambios pendientes en las reglas del mercado de la profunda reforma energética podrían afectar positivamente al logro de la paridad de red fotovoltaica.

Europa
Por el contrario, los países europeos muestran signos de madurez en el mercado FV: la paridad de red se alcanzó en Alemania, Italia y España en 2013, manteniéndose estable desde entonces. En Francia, gracias a la reciente introducción del sistema de rembolso de la tasa corporativa, junto a la ligera reducción de los precios de las instalaciones FV y a una subida de las tarifas de electricidad, la situación de la paridad de red FV del país ha mejorado en los últimos meses. El estudio subraya no obstante que la paridad no garantiza por sí sola la creación de mercado. En ese sentido, el director del departamento de Consultoría de Creara, José Ignacio Briano, reafirma que “para desarrollar el mercado FV es necesario contar con una normativa que, por un lado, permita monetizar el exceso de energía y, por otro, minimice las barreras administrativas”. Briano recalca que, “en varios países, la remuneración FV está evolucionando desde un régimen de apoyo fijo a sistemas de remuneración más flexibles y competitivos. El autoconsumo podría ser una opción de inversión alternativa, atractiva para los consumidores, siempre y cuando un marco regulatorio apropiado esté establecido”.

Sobre el estudio
El Grid Parity Monitor (GPM) presume de ser “uno de los análisis más completos de la competitividad FV hasta la fecha”. El informe utiliza presupuestos reales (de instalaciones llave en mano) proporcionados por instaladores locales e internacionales con presencia en los países estudiados. Además, ofrece información específica y detallada por país (o por ciudad, en algunos casos), como la tasa de descuento, los precios de electricidad de la red y la tasa de inflación. Los informes GPM muestran la evolución de la competitividad FV para diferentes tipos de consumidores: residencial, comercial y utility-scale.

Fuente: energias-renovables.com